Un hogar vestido de Navidad

El fervor navideño comienza generalmente con la decoración de la casa. Y aunque la tradición indica que los adornos deben colocarse los primeros días de diciembre, hay entusiastas que lo hacen mucho antes.

 

 

Al mal tiempo, buena cara. Y el hogar debe mostrar su mejor faceta en estas navidades, para avivar el espíritu de hermandad y compartir en familia que significan estas fechas.

 

El arbolito

El primer paso para crear un ambiente navideño y familiar es colocar el arbolito. Aunque el pesebre cautiva a los niños, el árbol de Navidad es donde San Nicolás dejará los regalos, así que para los más pequeños de la casa es muy importante.

Pero no crea que el pino, natural o artificial, tiene que ser muy grande. Debe ajustarse a la altura del techo de la casa. Si es su primera Navidad en casa nueva, asegúrese de que la copa del árbol no toque el techo, pues no habrá espacio para la estrella, y no se apreciará en su esplendor.

Para los adornos, puede agregar nuevos si ya tiene los del año pasado, y así le da un toque diferente al árbol. Están de moda motivos de ponquesitos y animalitos. No olvide involucrar a los niños de la casa en la selección de los nuevos elementos, ellos estarán felices de participar.

Busque luces que ahorren energía. Preferiblemente use luces LED, que aunque son las más costosas del mercado, su vida útil es más larga, consumen poca energía y evitan incendios. Las “tipo arroz” son una tendencia este año, tienen un costo medio y bien distribuidas en el árbol crean una fantasía luminaria tenue y muy agradable.

Si el espacio en casa es pequeño… ¡No hay problema! El árbol puede ser pequeño y colocarse sobre una mesa y adornarlo con miniaturas, o hacer su propio arbolito con elementos que revelen su gusto y personalidad: libros, fotografías, origami, entre otras.

 

El pesebre

El pesebre, una tradición católica, no hay que renovarlo cada año. Esta vez puede ubicarlo en otra parte de la casa, colocarle solo luces blancas, y, por supuesto, comprar un elemento nuevo.

Si debe comprar uno nuevo, adquiera el que cuyas piezas le cautiven, por su importancia artística o su expresión. Pueden ser piezas clásicas, o de artesanía popular venezolana, lo que le dará un sello original a su hogar. Dependiendo del espacio donde lo ubicará y del presupuesto, será el tamaño y la cantidad de piezas que posea el nacimiento.

Pero aún queda la opción de elaborar las piezas en casa con materiales reciclados, lo que es ideal para aupar la participación de los otros miembros de la familia en el proceso.

 

Guirnaldas, velas y demás

Los olores ayudan a crear un ambiente. Y las velas aromáticas lo permiten muy bien, pues le agregan calidez a los espacios. Los aromas recomendados son canela, manzana y mandarina. Puede colocarlas en candelabros, sirios o platos. Si quiere trabajar con un estilo nórdico acompañe las velas con frutas, ramas y flores secas.

Mientras que las versátiles guirnaldas crean detalles especiales en distintas áreas de la casa, por lo que no deben olvidarse. De una guirnalda puede hacer una corona para colocar en la puerta principal o como centro de mesa.

Cintas, esferas, bambalinas, piñones y brillo son indispensables en los adornos navideños. Van bien en guirnaldas, centros de mesa, el mismo arbolito. Nunca están de más.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.