Lo que debe saber si quiere un color único en su pared

¿Acaso nunca le ha provocado tomar el color del sofá de la sala, o el de un elemento decorativo de otra habitación  y aplicarlo en una pared de la casa? A todos les ha pasado, pero las dudas invaden y la decisión se aplaza, a veces por años.

 

Mandar a preparar un color único en una tienda de pinturas no es complicado, sólo debe tomar en cuenta que lo ideal es llevar el objeto al local (no vale una fotografía) para que el tono sea el deseado, por lo que debe ser de fácil transporte. Lo demás es despejar inquietudes. Y aquí le damos los consejos de Yessica Romero, representante de servicio técnico de módulos de atención al cliente de una importante fabricante de pinturas.

Lo primero: Estar claros en el color escogido, pues dependerá de quien lo observa, la superficie donde se aplicará y la iluminación que habrá en la estancia. Si el color a replicar está en un recipiente de material brillante, como plástico, y se colocará a una pared, en una pintura mate, el resultado puede no ser satisfactorio. Lo mismo pasará si la luz le llega de una forma diferente al objeto raíz y a la pared destino.

Allí vale mucho definir qué tipo de pintura se quiere: caucho para quienes les gusta el elegante y clásico tono mate, o un satinado para quienes buscan mayor resistencia y un terso brillo. Luego la superficie que se pintará: Si es para una habitación, se recomiendan colores suaves y relajantes (claros o pasteles). Si es para una sala, pueden ser más intensos o cálidos (tonalidades más oscuras y vivas).

El color podrá ser referencial, por lo que el técnico está en la obligación de indagar con el cliente cuáles son las ideas de aplicación de la pintura, con respecto a superficies, zonas de la casa e iluminación, para aconsejar lo más cercano posible a un resultado ideal.

Que no le mortifique la intensidad del color. Generalmente la primera prueba de la pintura, una vez preparada, es sobre un cartón o la tapa de pote de metal o plástico que la portará. Y es un error creer que ese será el resultado al aplicarse en una pared, pues será totalmente diferente.

Todos los colores lucen diferentes en líquido y sólido. El cliente va en búsqueda de un color que visualizó en sólido y el sistema de preparación lo desarrolla para que luzca igual en la pared y no su contenedor.

Teniendo en cuenta estos consejos, usted ya podrá despejar dudas y tener ese color que tanto deseó en una pared, y no solo en un objeto de la casa. Pero, tome en cuenta el último comentario del experto: Los tonos violetas son más complejos porque se usan distintos tipos de tintas para prepararlos.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.