ferreteria-epa-venezuela-razones-para-tener-taladro-percutor_post

Las ventajas de un taladro percutor

A muchos les ha pasado que cuando quieren colgar un cuadro en la pared, o colocar una repisa, se dificulta la tarea de hacer el agujero para fijar el tornillo, pues el material resulta muy duro para la herramienta. Pero lo que sucede es que un taladro común no es suficiente para hacer un hueco en una pared que sea de hormigón u otro material de gran dureza. Para eso existe el taladro percutor, que además del movimiento giratorio normal de ese tipo de herramientas, también aporta un vaivén hacia adelante y hacia atrás para lograr su objetivo sin que el operador aplique mayor fuerza.

 

Desde hace años existen los taladros, pero no como se conocen hoy en día. La herramienta más antigua para realizar el mismo trabajo se llamaba barrena, que se puede describir como una broca con mango. Era manual y se utilizaba sobre materiales blandos. Luego apareció el berbiquí, que ya tenía una manivela. Y el taladro eléctrico surgió después con un motor que le permitía realizar trabajos más forzados, cuando ya existía la energía eléctrica.

 

Los diferentes accesorios que hoy acompañan al taladro lo vuelven una herramienta muy versátil. Sirve para fresar, atornillar o lijar, dependiendo de la extensión que se le coloque. Por ello, es importante determinar qué tarea se realizará para escoger el taladro correcto y los equipos que lo acompañarán.

 

Al taladro percutor también se le conoce como martillo percutor o rotomartillo, porque su función es parecida a la del martillo, aunque no se sienta su poder cuando se opera. Aplica percusión eléctrica, neumática o combinada cuando es presionado sobre el material a trabajar.

 

Aunque su aporte es esencial en construcción de grandes edificios y obras de envergadura, pues se puede agujerar con él piedras y concreto de amplio grosor, en casa es conveniente tener uno, para las ocasiones que así lo ameriten.

 

Pero no es necesario, entonces, comprar dos. Hay modelos en el mercado que permiten las dos funciones: el taladro normal y la percusión contra la pared a agujerar. Esto es posible al pulsar un botón que está visible y a la mano del operador.

 

Es importante recordar que esta función debe ser aplicada sólo cuando la pared o el material a trabajar sea sumamente dura, como concreto armado, ladrillo, etcétera. Tampoco es recomendable usar brocas para hierro en un taladro percutor, pues se dañará su filo.

 

compras-en-epa-por-telefono

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.