gato post

El que no puede faltar en el carro

El gato es un elemento imprescindible para cargar dentro de su vehículo ante alguna eventualidad con los cauchos. También si requiere revisar las partes bajas de automóvil, debido a su resistencia para levantar carros de gran tamaño o pequeños a través de su sistema interno.

 

El mercado dispone de dos tipos, los gatos hidráulicos y los mecánicos. En el primer caso su funcionamiento corresponde al principio de Pascal, donde la presión es ejercida de forma ergonómica por una manivela o palanca que aporta la ventaja mecánica necesaria, ejercida por la sustancia que está en el interior de un cilindro, proveyendo mayor control del peso y del levantamiento de masas más pesadas, con su potente brazo.

 

El seguro que tienen los gatos hidráulicos impide la salida del aire y mantiene el brazo elevado en la altura decidida mientras se manipulaba la palanca. Al terminar el procedimiento a realizar en el carro, la activación de una válvula soltará el seguro y permitirá que el brazo vuelva a bajar

.

Respecto a los gatos mecánicos son aquellos que se accionan con una palanca, haciendo girar un tornillo que activa un sistema de rosca que hace que la herramienta se levante al mismo tiempo que sube el peso o elemento a levantar. Sube pesos pequeños, debido a su funcionamiento y su tamaño.

 

Tener un gato hidráulico en casa no está de más. Puede resultar un excelente ayudante para levantar con facilidad muebles o elementos de gran peso, con poco esfuerzo.

 

A la hora de la limpieza, de remodelar o de simplemente cambiar la posición de los muebles de una habitación será una herramienta importante.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.