¿Cómo lograr que nuestro hogar nos dé la bienvenida?

Pasar de la agitada calle y el caos de la ciudad a la paz y relajación que es nuestro hogar es uno de los momentos más importantes del día. El Feng Shui lo plantea como la conexión entre el exterior y el interior, un cambio de un estado de conciencia  a otro.

 

Para esta creencia milenaria la calle, el tránsito y el movimiento son energía Yang y el hogar es un lugar de energía Ying, un espacio protegido, estable y personal. Lo importante es tomar conciencia y procurar una  desconexión mental y emocional de situaciones negativas experimentadas en la calle.

De allí que la costumbre oriental de quitarse los zapatos antes de ingresar a la vivienda no es mera cuestión de higiene, sino un acto de desaceleración del ritmo de desplazamiento y que permite liberar las tensiones del día.

Por eso, la entrada o recibidor de nuestra casa debe ser armoniosa y pensada en mantener la energía Ying, positiva.

El espacio tiene que estar limpio, en orden y bien iluminado. Nunca podrá funcionar bien si esta sombrío, porque los seres humanos son atraídos y estimulados por la luz. Puede  tener plantas y flores naturales, velas y elementos con aromas agradables para  percibirlos cuando se retorne a casa.

Si el jardín está cerca se pueden crear senderos sinuosos, nunca rectos, que conduzcan hacia él.

Los colores perfectos para decorar este espacio son el durazno y salmón. Amarillo si hay poca luz.

 

La puerta

-El tamaño de la puerta debe ser generoso, para que entre la mayor energía posible.

-Tiene que ser maciza, fuerte, y pintada de un color claro.

-Es necesario que abra a 180º, sin obstáculos y sin ruido de bisagras que puedan generar una distorsión energética.

-Que la llave y el timbre funcionen correctamente.

-Es el lugar ideal para colgar un llamador de ángeles o campanas de vientos.

-Que no esté alineada con la puerta trasera ni dé directamente a una habitación, pasillo o escalera. Que desde el recibidor se reconduzca hacia el resto de los ambientes y habitaciones del hogar.

 

 

A la derecha

-Las personas, sean diestras o no, tienen la tendencia natural a buscar un punto de apoyo a su derecha.

-En ese lado puede haber un mueble auxiliar, como un perchero donde se puedan colgar llaves, bolsos, carteras, paraguas y hasta los zapatos.

-El mobiliario no debe tener aristas en ángulo recto que apunten hacia la puerta, lo recomendable es que sean con cantos redondeados.

-No facturas por pagar, carpetas u objetos relacionados con temas del trabajo y fotografías de antepasados y familiares fallecidos en esa zona.

 

Para salir

-La última vista que tengamos de nuestro hogar debe ser apacible. Es propicio colocar la foto de un paisaje preferido, retratos de los niños o personas queridas saludando, de manera que se salga a la calle con una imagen positiva en la mente.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.