¿Cómo escoger el color de su dormitorio?

El color que revestirá las paredes de una habitación no es cuestión de combinación o simple gusto. Quien ocupará el dormitorio tiene una personalidad que la distingue, actividades del día a día e intereses sobre las cosas que hará, aparte de dormir.

Hay quienes utilizan su habitación para estudiar, leer, realizar alguna actividad recreativa o sólo dormir, así que depende de esas actividades y el gusto personal la elección del color que predominará.

Pero hay reglas básicas. Lo ideal es que se escoja un tono pastel, que ofrece relajación, profundidad y más posibilidades de combinación con otros colores. No quiere decir que los colores fuertes estén prohibidos, pero deben estar limitados a pequeños espacios.

Otra de las normas es tomar en cuenta los muebles que habrá en la habitación y la decoración que se querrá colocar. Si el mobiliario ya se tiene, pensar en un color que vaya acorde con el estilo y sino, reflexionarlo bien antes de comprarlo.

Tomar en cuenta la psicología del color es el siguiente paso. Recordar que para conseguir ambientes tranquilos y relajados son ideales los azules; mientras que los rojos o naranjas están contraindicados para esos casos.

No se limite, aproveche las amplias paletas de colores para hacer combinaciones impactantes o llamativas, sin exagerar. Usar dos o tres colores es perfecto, ya dependerá de los gustos: pueden ser varios tonos de azul para el hijo mayor, o un contraste de amarillo pastel con una pequeña pared fucsia para la hija adolescente. Todo dependerá, como ya se dijo, del gusto y las actividades que cada quien hará en la alcoba, aparte de, obviamente, dormir.

Si la habitación es pequeña, lo mejor es cubrir las paredes con el diáfano blanco. Sólo algún toque de color muy claro es lo recomendable. De esta manera se consigue un efecto óptico de amplitud, serenidad y profundidad.

Y cuando se trata de dar profundidad, el techo también debe ser tomado en cuenta. Su color debe ser más claro que el de las paredes. Por lo general, el techo es totalmente blanco. El efecto será completo si la iluminación es dirigida al techo.

La habitación principal o matrimonial, que por lo general es más grande, tiene más opciones para jugar con los colores. Un  tono gris con otro color más vivo, podría dar el toque especial, al combinarse con la decoración, la iluminación y los muebles.

Evite los errores que dañan cualquier esfuerzo en la escogencia del color y la decoración: manchas de pintura en marcos de madera y muebles. Es necesario cubrir esos espacios con tirro o plástico y limpiar las zonas antes y después de la ejecución.

 

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.