colores-calidos-en-la-decoracion-FerreteriaEPA

Colores cálidos en la decoración

Cada color puede produce sensaciones diferentes en las personas. ¿Qué transmite cada tonalidad según la psicología del color? En el caso de los colores cálidos, el amarillo suele interpretarse como un color feliz, que aumenta la presión arterial y transmite vitalidad.

Es favorable para la concentración y el intelecto, así como para acelerar el metabolismo, por lo que es ideal para espacios de trabajo y estudio, e igualmente para las cocinas. No lo es tanto para un dormitorio, que es el lugar para el descanso.

El rojo es un color de mucho poder pues puede alterar el sistema nervioso. Su intensidad despierta las pasiones positivas y negativas, por lo que puede transmitir tanto diversión como elegancia o peligro. En casa, para evitar que sea perturbador, es mejor usarlo para realzar detalles, más que como color principal, y preferiblemente en el salón principal.

El anaranjado es un tono que invita a la sociabilidad, por lo que funciona muy bien para los espacios donde se reciben visitas. Transmite optimismo y disminuye la fatiga, además de estimular la comunicación. Ahora bien, puede achicar las habitaciones por lo que requiere de una iluminación intensa.

Cuadra muy bien con los salones de juego, la cocina y el comedor, pues también estimula el apetito.

No hay comentarios

Agregar un comentario