Cinco platos alternativos que salvarán la Navidad

En medio de la escasez y los altos precios que enfrentan los venezolanos en estos tiempos, toma mayor fuerza la verdadera razón de la Navidad: La unión familiar y un respiro al final del año para compartir con nuestros seres queridos.

 

 

La cena navideña, puede lograrse con algunos platos alternativos, cuya preparación depende de ingredientes más fáciles de conseguir en mercados y supermercados.

Esta lista incluye cinco opciones a las tradicionales hallacas, pernil, la ensalada de gallina y la torta negra. No olvide anotar entre los ingredientes la creatividad y el amor que siente por su familia.

 

1

Hallacas de caraotas. Aunque también son escasos en estos tiempos, los granos son una alternativa a las carnes rojas para rellenar las hallacas, porque rinden más. Y ya desde los Andes venezolanos tenemos la buena experiencia de las hallacas de caraotas negras, o carabinas. Para hacer el guiso vale el gusto general de los miembros de la familia, pero es ideal el ají dulce, el orégano y un toque de ají picante. Es recomendable usarlas refritas.

 

2

Bollitos de maíz, yuca o plátano. La harina de maíz precocida es la ideal para la masa de las hallacas y los bollos, pero puede sustituirse por yuca o plátano, más accesibles en los mercados. Sólo hay que lavar y cocer el ingrediente cortado en trozos. Lo ideal es que se ablande, pero que no se deshaga. Una vez fuera del agua y frío, se amasa con un toque de sal. La masa estará lista y con ella podrán hacerse hallacas o bollitos, envueltos en hojas de plátano y amarrados con pábilo.

Si hay resistencia a nuevos ingredientes para la masa en algunos miembros de la familia, puede hacerse usarse una de maíz natural e incluso hacerla en casa con granos blancos o amarillos (sin cáscaras): lavarlos, secarlos en el horno por unos minutos a temperatura media, molerlos y dejarlos secar para obtener la harina.

 

3

Pollo al horno. Los buenos cocineros afirman que el pollo nunca deja mal y será una buena opción esta navidad para sustituir al costoso pernil. Además es una proteína muy versátil y puede rellenarse, bañarse con salsa agridulce (un sabor muy típico de la Navidad) o prepararlo con especias como tomillo, romero, orégano y salvia, que hace una buena unión con el pollo. La creatividad puede llevar incluso a elaborar un pastel o un guisado.

 

4

“Leche de burra”. El tradicional y famoso ponche de crema puede ser sustituido por la “leche de burra”, una bebida alcohólica y dulce parecida a la primera, en sabor y preparación, sólo que no lleva ron, sino cocuy. Además, la “leche de burra” es oriunda de los estados Falcón y Lara, y es Patrimonio Cultural y Ancestral de Venezuela.

 

5

Torta blanca o galletas de mantequilla. Ya los ingredientes para elaborar una torta son costosos, pero si se le suman los adicionales que requiere la torta negra, la cuenta se iría muy arriba. Por ello, una torta blanca, de naranja o limón, será una buena opción, al igual que las galletas de mantequilla con formas navideñas, que serán las preferidas de los niños.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.