Así mantendrás las plantas del jardín siempre verdes

¿A quién no le gusta un jardín colorido y fresco para pasar la tarde leyendo o tomando el café con amigos? Tener un pequeño espacio verde en casa no es complicado, pero una vez instalado, hay que tomar en cuenta su mantenimiento. Siempre esperaremos ver las hojas de las plantas con sus tonos intensos y reales

 

Hacer que las matas del jardín o las que tengamos dentro del hogar, que son las compañeras de cada día, se muestren siempre con su verdor, saludables y hermosas, es una tarea que no quita mucho tiempo y puede realizarse de manera sencilla.

Estos son los elementos que se deben tomar en cuenta para lograr el verde real de nuestras plantas en el hogar:

 

AGUA

No todas las plantas son iguales. Y la cantidad de agua que necesitan es diferente de acuerdo a su tamaño, tipo y el clima. Un indicador que tiene la cantidad suficiente de agua es que la tierra del matero está apenas húmeda, nunca seca ni inundada. Hay que recordar que mucha podría provocar pudrición, y poca la secará. Consejo: agregar agua conforme se observe la planta, analizar el color y el nivel de humedad de la tierra a su alrededor. Una planta sobrevive mejor si le falta agua que si se la riega en exceso.

 

LUZ

De estar dentro de la casa, hay que recordar que las plantas no pueden vivir sin luz. Por ello, deben colocarse en sitios donde les llegue el sol en algún momento del día. Y mucho mejor si la luz es indirecta, pues así se evita que sus hojas se tuesten y queden marrones. Demasiado sol puede quemar las hojas. Pero si es poco los tallos crecen desmesuradamente y las hojas se amarillean.

 

LIMPIEZA

Todas las hojas muertas de la planta deben ser eliminadas en su debida oportunidad. También las que están en mal estado, porque así los nutrientes no se desvían a una zona que igualmente morirá. Cada hoja o flor tiene un ciclo que, una vez cubierto, debe retirarse. Esto debe hacerse de forma constante. La poda también es importante, una planta muy alta no llevará nutrientes a las hojas de abajo. Las hojas en buen estado deben estar libres de polvo.

 

ABONO

No puede ser muy arcilloso, pues el agua no fluirá por el resto de la tierra, pero si es arenosa el líquido drenará demasiado rápido. Cada especie o tipo de planta debe ir separada, para que tenga el abono adecuado y reciba la cantidad de agua correcta.

 

TEMPERATURA

Dependiendo de la especie, la planta soporta más o menos calor, por eso la importancia de mantener su tierra húmeda. Pero generalmente con el clima más fresco las matas están más seguras. Si están dentro de la casa, es mejor que sea cerca de una ventana donde además de la luz les llegue brisa.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.